Carta a mi mamá

Carta a mi mamá

No preguntaré donde has estado, por que se que siempre a mi lado. Los años pasan y con cada cambio de estación las memorias me llenan la mente. Creo que nada hará que deje de extrañarte, pero el tiempo es un buen acompañante. 
Sé que entre nosotras no hay códigos postales y que no necesito una fecha especial o dirección para hacerte llegar este mensaje, sin embargo creo que tal vez nunca te lo dije tan claro:

GRACIAS MAMÁ…

No importan mis años o arrugas, siempre necesitaré que cuides de mí cuando me enferme. Sin embargo, prometo tomarme mi medicina como dice el doctor. 
Sé que no podré entenderte del todo hasta que, como me lo repetías, lleguen mis hijos. Pero sé que cuando lleguen, habré tenido la mejor escuela gracias a ti.

Prometo que aunque siempre me de la "necedad de irme de viaje", como tu le llamabas, mi destino final siempre será regresar a casa. Esa donde me ayudabas en las desvelas con proyectos de la escuela o me regañabas por no llevarme un suéter al salir de noche. ¡Ah! Y también prometo avisarte con tiempo cuando decida un nuevo destino. Créeme que tus días de silencio por no hacerlo, tuvieron finalmente su efecto.

Seguiré tu consejo y viviré con "el indicado" antes de nombrarlo así ante el altar. Y cuando llegue ese día, la fiesta será tan buena como las que tu organizabas. Ahorraré un poquito de la quincena, aunque de repente también aplicaré para mi una de tus frases favoritas: "sólo no le digas a nadie que te lo compré".

Estaré en contacto siempre con toda nuestra familia. No importa que tan lejos o cerca los tenga, las reuniones anuales siempre serán el pretexto perfecto para platicar sobre ti.

Amaré mi trabajo tanto como a ti te apasionaba el tuyo y buscaré que sea lo que sea que haga, siempre ayude a un tercero. La recompensa esta en la sonrisa de los otros.

Haré de mi casa un hogar, así como tu lo dejaste.

¿Y las frases en la pared o en el espejo? No te preocupes por eso, ya es una costumbre muy tuya que llevo a todos lados. Aprenderé a hacer de comer algo decente, pero la neta es que como a ti, tampoco me gusta mucho la cocina ... ¡Ahí si no me juzgues!

No me detendré, como tu jamás lo hiciste y trabajaré duro, como tu me enseñaste.

Abrazaré más a menudo, ahora entiendo la importancia del cariño.

Me permitiré llorar en las películas como tú, pero en los momentos difíciles, tomaré toda esa fortaleza que me dejaste, para hacer a los demás inquebrantables.

Y lo más importante, prometo siempre tomarme el tiempo de despedirme de mis seres queridos y de recordarles lo importantes que son en mi vida.

Gracias por tanto mamá…

Con cariño
- Karen

Total look: Todo mi outfit eran prendas de mi mamá excepto, collar y sunnies…

Collar: Anh Vintage 
Sunnies: Dolce & Gabanna

Fotos: Eduardo Lucero